Casas del monte

Los primeros habitantes que dejaron huella en esta tierra, fueron los Vettones. Pueblo bélico por naturaleza cuya vida depende principalmente de los rebaños de ganado, de ahí que sus esculturas más famosas eran dedicadas precisamente a los verracos (Toro de Segura).

Posteriormente, después de períodos de guerra con los que aquí vivían llegó el pueblo romano del que nos quedan bastantes restos de su presencia como son los de La Granjuela, donde se ha encontrado un mausoleo octogonal del siglo IV al lado de la villa romana. En Piedras Labradas, ya en término de Jarilla hay restos de lo que fue un templo romano, que los lugareños atribuyen a un castillo que no se llegó a construir o una ermita.

Una vez Roma cayó en manos de los bárbaros, llegaron a estas lindes los visigodos, pueblo que no aportó nada comparado con Roma y si pasaron por aquí no han dejado huellas que lo demuestren.

Plaza representativa del pueblo

Con la invasión musulmana en el 711, llegaron nuevos pobladores a la Península, que por desgracia no se asentaron por esta zona, quizás Granadilla fuera el único que fundaron, cuando Alfonso VIII fundó Plasencia mandó construir los asentamientos militares de la Oliva y de Segura, formándose así el primer núcleo formando lo que es hoy Casas del Monte.

 

foto-casas del monte